Usted está aquí: Inicio / 2010 / Mayo / Dos siglos de graduaciones en la UNC

Dos siglos de graduaciones en la UNC

En 1884 se recibió la primera mujer con el título de partera. 126 años más tarde la tasa de egreso femenino supera a la de los hombres, mientras que los graduados de origen cordobés pasaron de un 36,6% en 1920, a un 72% en la última década. Éstos son sólo algunos de los datos que arroja la investigación dada a conocer en el marco del Congreso “El Bicentenario desde una mirada interdisciplinaria” organizado por la Casa de Trejo, que en 2013 conmemorará 400 años de historia. El estudio se centró en los indicadores estadísticos relacionados con la expansión y la diversificación de las titulaciones, en el período 1810 – 2010. [31.05.2010]

Acciones de Documento

263 mil suman los títulos de grado académico otorgados por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) en los últimos dos siglos. Antes de esa fecha, la Universidad había expedido 2.600 grados académicos en las áreas de Teología, Filosofía y Derecho, exclusivamente.

A pesar de ser una institución dedicada principalmente a las Humanidades y a las Ciencias Sociales, entre 1810 y 2010 la mayoría de los egresados se concentró en las Ciencias de la Salud, con 88.480 títulos. Le siguen las Ciencias Sociales (75.114), luego las Ciencias Exactas y Aplicadas (54.419) y, por último, las Ciencias Humanas (27.029).

La tasa de egreso creció más que la poblacional a partir de 1960, época en la que se titulaban 49 personas por cada 100 mil habitantes por año, en contraste con los 197 que se gradúan actualmente.

Los datos surgen del trabajo “Dos siglos de graduaciones en la UNC. Registros históricos y experiencias del presente” realizado por el Programa de Estadísticas Universitarias de la Secretaría de Asuntos Académicos de la UNC. Se trata de un análisis sistemático de los libros de Colaciones y Títulos de los últimos 200 años, y agrega información estadística complementaria sobre los egresados, relevada desde el año 2008 a través de la encuesta “SIU-Kolla” (desarrollada por el Ministerio de Educación de la Nación Argentina e implementada y analizada por el Programa de Estadísticas de la Universidad para el seguimiento de sus egresados).

A continuación se presentan algunos de los datos más relevantes de ese trabajo.

CANTIDAD DE EGRESADOS

Una de las conclusiones destacadas del estudio muestra que la educación universitaria de elite de los primeros tiempos fue dando paso a un cuerpo estudiantil más heterogéneo. Las altas migraciones de comienzos del siglo XX y la Reforma Universitaria de 1918, sumaron estudiantes de diversas procedencias. Entre 1910 y 1920, la proporción de cordobeses entre los egresados fue sólo un 36,6% del total. Las provincias de Argentina que aparecieron con mayor frecuencia entre las procedencias de egresados fueron Santa Fe (13%), Buenos Aires (12%), Entre Ríos (5%) y Tucumán (4%). Con respecto a los extranjeros que se graduaron en esa época, la gran mayoría fueron de España (30%), Italia (23%) y Rusia (20%). Contrastando con esas cifras, en los últimos diez años un 72% de los egresados son de la Provincia de Córdoba, mientras que un 27% procede de otras provincias argentinas y sólo el 1% del extranjero.

A partir de 1960 hubo un crecimiento exponencial en el número de graduados universitarios con una tasa mayor al incremento poblacional, interrumpido en la dictadura cuando las graduaciones bajan sustancialmente principalmente en Ciencias Sociales, Humanas y Ciencias de la Salud. La recuperación de la cantidad de graduaciones anuales se presentó unos años después del restablecimiento del sistema democrático en el país y la recuperación de la autonomía universitaria, en efecto la relación egresos de grado cada 100 mil habitantes pasó de 49 en 1960, a 197 en la actualidad.

Relación egresados de grado por cien mil habitantes


PERFIL DE LOS EGRESADOS

La primera administración de la UNC, de la orden Jesuítica, impuso a sus egresados un perfil teológico-filosófico. Después de más de un siglo de la creación de la UNC surgen los primeros graduados con otra orientación (graduados en Leyes). En 1856, la administración de la Universidad pasa a depender del Gobierno Nacional y se comienzan a registrar egresados con base en distintas ramas de las Ciencias. En 1810 casi el 100% de los títulos expedidos fueron clasificados como pertenecientes a las Ciencias Humanas ya que eran títulos de Bachiller y Maestros en Filosofía (84%) y Teología (14%). Un porcentaje menor correspondía a los egresados en Derecho Civil y Canónico (2%) que comenzaron a graduarse poco tiempo antes.

En 1910 la oferta académica se había enriquecido y las Ciencias Exactas y Aplicadas jugaron un rol más protagónico: de 34 egresados en 1950, 14 fueron Farmacéuticos, 12 Geógrafos y 5 Ingenieros Civiles.

Además, por esos años, comenzaban a graduarse las primeras Parteras y luego los primeros Médicos Cirujanos. Desde entonces y hasta el presente, la Medicina capturó en forma creciente el interés por lograr calificación profesional. En la actualidad ya se han entregado más de 88.480 títulos de grado en el área de Ciencias de la Salud que incluye Médicos, Odontólogos, Kinesiólogos, especialistas en Laboratorios y Bio-Imágenes, Fisioterapeutas, Nutricionistas, Fonoaudiólogos y Enfermeros. La formación como Abogado es, junto a la formación en Ciencias de la Salud, la seleccionada mayoritariamente por los estudiantes en la actualidad.

Gráfico: Graduaciones según área de estudio (títulos de grado)

En el nivel de posgrado, la segmentación de carreras es diferente a la del grado, la diversidad de ofertas y de titulaciones otorgadas cada año es mayor. A diferencia del grado, en el área de las Ciencias Básicas y Aplicadas se registra alta actividad en cuanto a los títulos entregados, sobre todo en lo referente a la formación de doctores. Entre 1810 y 1990 se entregaron 476 títulos de Doctor en cuatro disciplinas (Teología, Derecho, Medicina y Cirugía y Ciencias Naturales), mientras que desde 1990 al presente se graduaron 4.767 Doctores.

En cuanto al género de los egresados, si bien por 214 años (desde 1670) los egresados fueron exclusivamente varones, en el año 1884 egresa la primera mujer recibiéndose de partera. La cantidad de titulaciones de educación superior entregadas a mujeres aumentó continuamente (principalmente en el último siglo) para llegar después de 1980 a superar al número de títulos entregados a varones.
Gráfico de graduaciones según género - Títulos de grado

INSERCIÓN DE LOS EGRESADOS

Las encuestas SIU-Kolla realizadas a 5.212 alumnos de la UNC que gestionaron sus títulos en el año 2008 permitieron conocer y comprender las opiniones de los graduados del presente. Un par de datos muy significativos: el 95% de los egresados expresó que volvería a estudiar en la Universidad Pública y el 78% evaluaron positivamente los distintos aspectos de su paso por la UNC. Los encuestados, en su mayoría estaban trabajando al momento de la colación (67%) y una proporción importante (75% de los que tiene ocupación) lo hacían en alguna actividad vinculada con su formación universitaria; este porcentaje es aún mayor en las carreras de Lenguas, Enfermería, Ciencias Económicas y Derecho.

Recientemente, estos mismos egresados fueron entrevistados por segunda vez, los resultados sugieren que el 82% está trabajando, el 4% no busca trabajo y el resto busca trabajo. De aquellos que trabajan el 83% lo hace en referencia a actividades que tienen relación con la formación que recibió en la Universidad.

Gráfico: expectativas de formación
Gráfico: expectativas de formación

Gráfico: Expectativas laboralesEN RELACIÓN CON EL MUNDO

A pesar del crecimiento en el número de graduaciones en todas las áreas de estudios ocurrido desde fines del siglo XX al presente, la cantidad de personas calificadas por su educación superior en la población con edad laboral, dista significativamente de la existente en países ricos. Entre la población con edad laboral de la Unión Europea, un 21% está calificado por su educación superior; la cifra asciende a 36% en Japón, 38% en USA y a 43% en Canadá. En Córdoba, en la población con edad comprendida entre los 20 y 69 años, sólo el 6,3% obtuvo un título de nivel educativo superior, según datos del último Censo Nacional.

Estas cifras son comparables a las más altas de Latinoamérica observadas en Brasil y Méjico, pero el estudio señala que la tasa argentina es lejana a la deseable y que debería cuadruplicarse el porcentaje de población con Educación Superior.